Metas personales 2017

This post is also available in: English (Inglés)

If you can’t stop thinking about it, don’t stop working for it.

Desde hace un par de meses, hay algo que ronda mi mente y no me deja dormir. Un loca idea que de solo pensarlo, me hace feliz…

Esta foto es de mi primer viaje sola en Nueva York. Habían pasado sólo horas de haber llegado a la ciudad y me recibe con una llovizna necia y un clima super frío. Esta fotografía la tomó una chica de mi edad y puedo recordar clarito que ambas estábamos emocionadas y deslumbradas por las luces de Time Square.

Fue mi primer viaje sola

Anteriormente no lo había mencionado en voz alta pero confieso que cuando crucé las puertas automáticas del aeropuerto JFK, estaba asustada. Lo divertido de esto, es que el miedo no me paralizó, de hecho, me empujaba a vivir y tener la experiencia que por muchos años había soñado y que sólo hasta ese momento se materializaba ante mi.

Cuando regresé de Nueva York, mis amigos y familiares me preguntaban sobre como había sido el viaje, que me gustó, que no me gustó, y a todas, sólo podía responder: “todo bien, gracias”, así, sin poder decir más sobre esta gran experiencia.

No fue hasta unos meses después que finalmente pude comenzar a mostrar fotos y contar un poco más de mis días en la gran manzana.

Este viaje me cambió y me abrió la mente

Podrías pensar que esta foto es una más sobre otro de mis viajes, pero para mí, significa mucho más que eso. Fue allí donde finalmente comprendí que si realmente quieres algo, trabajarás duro para lograrlo y lo harás. 💪🏽

This post is also available in: English (Inglés)

You Might Also Like

A %d blogueros les gusta esto: