Impresiones de mi primera vez en Perú

Perú y su gente, en realidad son una pasada. Amables, carismáticos, un poco locos pero sobre todo muy muy serviciales y que definitivamente aman su país. Como en todos los casos de la vida, siempre nos llevamos esas primeras impresiones (sean buenas o malas) y en este post, te cuento las mias sobre este hermoso país y su gente.

A continuación:

  1. Parecen locos conduciendo: Sí, ellos mismos te lo dicen. El que conduce en Perú, puede hacerlo en cualquier otra parte del mundo. Es como si fuesen poseídos al volante, no hay reglas de tránsito que se interponga entre el conductor y el lugar de destino.
  2. La comida es una delicia: Desde la dieta de pollo hasta el inmejorable y famoso ceviche peruano. Y no lo digo por exagerar. La comida en Perú es realmente deliciosa y asequible. ¡Hasta un sandwich mixto con una Cusqueñita! Una de las cosas que probamos y nos encantó también, fueron las alitas de pollo al estilo peruano que formaba parte del menú de Café, Café. ¡Super recomendadas!
  3. Su gente es realmente amable (aunque hay sus excepciones): Y su amabilidad es verdadera, no fingida. En varias ocasiones llegamos a perdernos y tuvimos que pedir instrucciones. Aunque la persona fuese apurada, igual se tomaba el tiempo de buena gana para decirnos el camino que debíamos tomar o la buseta que debíamos esperar.
  4. Hay actividades para  todos los gustos (¡y para todos los niveles de condición física también!): En serio, Perú tiene 31.77 millones de habitantes (casi 8 veces más de lo que somos en Panamá). Puedes hacer desde trekking, surf, hasta paracaídismo o simplemente ir a relajarte en uno de sus hoteles 5 estrellas. Solo es cuestión de que elijas y lanzarte a la aventura.
  5. Lima en general es hermoso, no se dejen engañar: No puedo decirles la cantidad de personas que me dijeron que bajara mis expectativas con Lima, que incluso se atrevieron a aconsejarme que dejará poquito tiempo para recorrerla porque según ellos (1) no es linda y (2) no hay mucho que ver. ¡Que equivocados que estaban!

Por último, un consejo muy especial para aquellos quieran visitar Perú alguna vez: diez días no son nada. Necesitarías MESES para recorrerla completa. Nosotros fuimos por esa misma cantidad de días y pudimos ver solo lo esencial. Es hermoso, es enorme y sus paísajes te dejarán sin aliento. Definitivamente, no veo la hora de regresar a este mágico país.

You Might Also Like

A %d blogueros les gusta esto: